Stop Grooming!

Información sobre el fenómeno del grooming de niñas y niños


Deja un comentario

Consejos y jornadas contra el Grooming

Prevenir el grooming y otros peligros es lo que pretenden la Semana Internacional de la Seguridad Informática que se celebra bajo el lema «Dale valor a tu información» en Misiones, Argentina.

-Ubicar la computadora en lugares de tránsito o visibles y evitar que los niños chateen, naveguen o establezcan relaciones en Internet con la puerta cerrada o en su habitación.

-Evitar que los niños chateen después de horarios determinados que deberías acordar con ellos. Para eso podes basarte modelos de Contratos Familiares..

-Preguntar a tus hijos quienes son sus contactos y nuevos amigos y relaciones en Internet y quién esta detrás de cada correo electrónico pero, no invadas su privacidad.

-Evitar que los niños se identifiquen con datos que delaten su edad u otro dato de carácter personal. Por ejemplo: ana_95 podría delatar que tu hija nació en 1995 o juan_13 podría delatar que tu hijo tiene 13 años de edad y es varón.

-Tratar de no dejar solos a los niños cuando estén conectados.
-Hablar habitualmente con los chicos sobre el uso de Internet y aconsejarlos sobre las medidas de seguridad que deben tomar. Navega y aprende con ellos.

-Verificar que los lugares públicos o cyber en donde navegan habitualmente dispongan de filtros de contenidos para menores de edad.

-Acompañar periódicamente a los chicos mientras están en Internet para conocer sus intereses y los amigos con quienes entablan comunicación.

-Controlar el uso de las cámaras web, su forma de habilitación y los contactos con quienes el menor la habilita. Si es posible limitar su utilización ya que puede ser la fuente de ataques como Grooming, Cyberbulling o Cybersexo por partes de abusadores.

-Conocer algunos acrónimos que los menores podrían utilizar en el chat con personas mal intencionadas.

-Construir junto a los niños reglas consensuadas para navegar y utilizar Internet.
-En el caso de las Redes Sociales, organizar sus contactos por grupos,

-Las redes sociales han hecho muy fácil el proceso de aceptar una invitación a un grupo o aplicaciones. Lo mejor es medir la necesidad de suscribirnos o no.

-Considerar que los juegos también suelen incorporar el chat y por ende sus riesgos asociados.
-Pedir a tu hijo que te enseñe a jugar. Este ejercicio lo animara y te permitirá identificar posibles riesgos de seguridad, mientras te divertís con él.

Fuente: www.actualidadmisiones.com.ar


Deja un comentario

Edad de consentimiento y grooming

La edad de consentimiento en España está fijada en los 13 años. Superada ésta, la oferta sexual a un menor no es delito aunque medie un intercambio de dinero. En la red aumentan los casos de depredadores que ofrecen a menores recargas de móvil a cambio de imágenes.

El caso de Martah y Linda17 sucedió en una de las múltiples comunidades que se reparten por la Red. Después de entablar conversaciones con otros jóvenes sobre música y televisión, ambas menores recibieron la misma oferta de un desconocido: 20 euros de recarga en el móvil a cambio de desnudarse ante la cámara del ordenador. Ambas rechazaron la propuesta, abandonaron la sala y se debaten ahora sobre si llevar o no su caso a los tribunales.

Fuentes de la Brigada de Delitos Informáticos no ven delito en este ofrecimiento, dado que la edad de consentimiento sexual en España se sitúa en los 13 años. «Sí lo habría si las chicas aceptasen, alguien grabase la escena y luego las imágenes se utilizasen para extorsionar a las jóvenes». Ese fenómeno, el grooming no es nuevo para este cuerpo especializado de la Policía. Se trata de episodios de acoso, amenazas y coacciones por parte de «personas que acceden a la red, encuentran cibersexo y luego utilizan las imágenes para extorsionar». La policía asegura que son perfiles fáciles de perseguir porque operan desde sus propios ordenadores.

Los agentes han descubierto en las mismas comunidades virtuales estafas en el sentido opuesto. Mayores que se camuflan bajo nicks de adolescentes para ofertar sexo a cambio de llamadas de teléfono por las que un puñado de empresas facturan luego cantidades millonarias.

Información extraída de El País